Ofensiva contra las ocupaciones rurales

top
En el mes de Abril ha coincidido que tres proyectos rurales se ven amenazados por procesos judiciales que es probable que culminen en desalojos…
Es curiosa la coincidencia de que los tres sean en el mismo mes, en un año en el que el tema de la despoblación esta en boca de todos los partidos y se están llevando a cabo congresos, jornadas, estudios… por todo el estado.
Os pido que intentéis dar la máxima difusión a las convocatorias  que se vayan programando, a las noticias que ya se están generando y si tenéis ideas que aportar de cara a las estrategias que estamos desarrollando e incluso participar de alguna manera, coordinemonos!
Creo que es clave dar respuesta a estos ataques, a pesar de las diferencias, demos fuerza a lo que nos une. Si nos tocan a unx, nos tocan a todxs!

FRAGUAS (fraguaspobladores@gmail.com)

¿Qué está pasando con Fraguas y la Junta de Castilla la Mancha? abril 2017
Fraguas es un proyecto de rehabilitación rural comunitario de la sierra norte de Guadalajara . Desde la primavera de 2013 un grupo de jóvenes, la Asociación de Repobladores Rurales de la Sierra Norte, reconstruyen las ruinas del antiguo pueblo, desde los valores de la agroecología, la autogestión colectiva y la ilusión de abrir un nuevo espacio vivo en una zona muy castigada por la despoblación.
Durante estos años han despejado la maleza de las calles y caminos, recuperado huertas, árboles frutales, olivos, reconstruido varias casas, han mejorado los accesos, se ha rehabilitado la acometida de agua desde la fuente, gracias a lo cual vuelve a tener agua un antiguo aljibe para riego y extinción de incendios; se van consolidando las relaciones con los vecinxs de los pueblos cercanos a la vez que el proyecto crece y va cogiendo fuerza, con mucho esfuerzo e ilusión y con la ayuda de numerosas personas que visitan Fraguas con interés solidario.
Pueblo deshabitado a raíz de las expropiaciones del ICONA en los 60, durante su abandono ha sido objeto de expolio de su patrimonio arquitectónico en casas e iglesia, y de prácticas militares que lo han dejado en un estado de derribo casi total y de presencia de numerosos residuos de guerra. Su monte está repoblado con pinos, y sufrió un incendio cercano en el 2014 con varios miles de hectáreas afectadas.
La Junta de Castilla La Mancha es la propietaria del monte público donde se ubica el pueblo, y en un ejercicio corto de miras hacia las múltiples dimensiones y posibilidades que se abren con este grupo de jóvenes valientes, ha puesto en marcha un proceso judicial orien tado a despoblar y demoler de nuevo Fraguas y sancionar a sus repobladores con 24 años de prisión y 63.500 euros.
Los repobladores continúan a día de hoy con su labor en el pueblo cargados de dignidad e ilusión, y han iniciado una campaña de defensa para que Fraguas siga siendo un lugar de encuentro entre las sabidurías del pasado y las utopías del futuro, un lugar donde la acción disipa la duda y abre la esperanza, un lugar en el que las personas se integran respetuosamente en su ecosistema personal, social y global.
Animan y agradecen a quien lo desee a que visite el proyecto
(fraguaspobladores@gmail.com) y haga difusión de la situación.
Acusacion de delito continuado de usurpación de monte público: 4320 euros
Acusación de delito sobre la ordenación del territorio:
12 años de cárcel + 16.200 euros
Acusación de delito de daños en bienes de dominio público:
otros 12 años de cárcel + 16.200
Sufragar la destrucción del pueblo de Fraguas: 26.779,17 euros
O sea, todo el trabajo que llevan a cabo los okupantes de Fraguas en su reconstrucción.
Sí, señorías…
A esto lo llaman políticas contra la alarmante despoblación rural de este país.
Sí, señorías…
Esta es su política, la de un país “en recuperación”. Con esta clase de políticas se considera a un grupo de valientes jóvenes con coraje e iniciativa propia como peligrosxs delincuentes por recuperar un pueblo en ruinas.
Sí, señorías…
Me avergüenza ser de este país, un país en el que no importa nada la recuperación de una forma ancestral de vida, donde se pisotea y humilla a nuestrxs abuelxs que sabían entender las estrellas y vivir con respeto a la tierra.
Sí, señorías…
Sinceramente, me avergüenza ser de aquí. ¿Justicia? A eso le llaman justicia, y el trabajo que realizan estos jóvenes no tiene valor… ¿qué valor tiene el mantener una cultura de vida, de ser íntegro con la tierra, comer de lo que trabajan las manos, vivir, tener cobijo y sentir…?
No son delincuentes, son luchadorxs que día a día trabajan para que lxs niñxs no olviden quién da la lana de la ropa y cómo se cultiva una lechuga para alimentarte, como se hizo siempre.
Sí, señorías…
Sé que el gobierno no colabora en políticas contra la despoblación, porque les interesa tener humanos productivos en granjas-ciudades para mantener su bestia. Lo sé. Olvídense del campo, las personas se asalvajan, y quién sabe, igual se organizan y crean redes autogestionadas, “un peligro” en potencia para el sistema.
Sí, señorías…
A esxs que hablan de cumplir la ley (?), la constitución, el estado de derecho, de acoger refugiados, de violencia doméstica… y lo que en realidad hacen… si ya todxs lo saben pero… muchxs callan… y mueren en silencio…
A esxs que, anclados en los privilegios del pasado, chupan el presente y destruyen el futuro, a esxs decirles que…
Fraguas es la esperanza e ilusión de vida, de retomar lo arrebatado a lxs abuelxs, el vuelo del halcón mientras pastoreaban sus ovejas.
Sí, señorías…
La energía que sale de nuestro huerto nos da la fuerza para luchar por nuestros sueños.
Les voy a contar un secreto. Podrán enterrar las semillas. Aunque en cualquier lugar, quizá en sus hogares, germinarán, y sus frutos serán generosos y dulces para todxs lxs que luchamos por el amor a la libertad…
Fraguas resiste.
Fraguas somos todxs.
Libres, rurales, hermosxs.

LA SELBA (vivalaselba@gmail.com)


La Selba es un conjunto de una casa y un pajar, en los confines del Sobrarbe, propiedad de la Confederación Hidrográfica del Ebro (CHE) desde 1967, en que fue expropiada a sus antiguos habitantes, así como otros pueblos circundantes (Clamosa, Caneto, Lapenilla, Puy de Cinca, Mipanas, Ligüerre de Cinca,…) por la construcción del embalse del Grado, obligando a sus gentes a abandonar sus vidas y quedando un vasto territorio abandonado e inundado.
Desde 2010 llevamos rehabilitando estas casas y los terrenos de alrededor, muy deteriorados por los largos años de abandono. Desde el inicio se pidió por escrito la cesión del lugar, y la respuesta que recibimos fue el cierre del acceso rodado mediante vallas y candados, y en mayo de 2011, una carta en la que nos daban ocho días para irnos. En aquel momento interpusimos un recurso y seguimos con nuestras vidas. Desde entonces se ha rehabilitado completamente el pajar, y la mitad del tejado de la casa grande, asegurando también su estructura. De no ser por estas intervenciones, actualmente los dos edificios se encontrarían totalmente en ruinas. Además se han recuperado las huertas, los olivos y frutales, además de limpiar el monte, abandonado por la CHE.
En abril de 2016 la CHE interpuso una denuncia ante la Fiscalía de Huesca, solicitando el desalojo por la vía penal. Nosotrxs hemos tenido noticia de esta denuncia el abril de 2017, quedando citadxs para un juicio por usurpación el día 25 de mayo en el juzgado de Boltaña. La CHE no sólo nos quiere echar, sino que además quiere que carguemos con sanciones económicas y penales.
Uno de los puntos en los que la CHE hace más hincapié a la hora de justificar nuestro desalojo es que generamos un alto riesgo de incendio forestal. Parece evidente que nuestra presencia, limpiando el monte y pastando con nuestro ganado, no hace sino reducirlo. También entendemos que si el monte público hoy en día es un auténtico polvorín, eso se debe a la dejadez y al abandono por parte de la administración.
Pero, ¿qué es la CHE? La CHE es el ente público responsable del abandono de tantos lugares en el alto Aragón y en Navarra debido a la construcción de muchos grandes embalses (Barasona, El Grado, Mediano, Jánovas, Yesa, Itoiz,…), forzando a miles de personas a abandonar sus pueblos y sepultando sus memorias bajo el agua. En casos como el de Jánovas, muchos pueblos fueron deshabitados por un embalse que nunca se llegó a construir. Aunque eso parezca una historia del pasado, no hace tanto que se llenó el embalse de Itoiz inundando cuatro pueblos. Actualmente se sigue luchando en Artieda, y en otros pueblos aguas abajo del embalse de Yesa, contra el recrecimiento del embalse, una obra que representa un grave peligro para sus vidas, debido a los movimientos de ladera en la presa. Parece que la CHE no ha olvidado los tiempos dictatoriales en la que fue creada, no dudando en emplear la brutalidad y la represión contra aquellos que simplemente quieren vivir en sus pueblos.
Además nuestra comarca, como muchos otros lugares del alto Aragón, sufre graves problemas de despoblación, aunque la CHE y el Gobierno de Aragón, lejos de favorecer la repoblación de zonas abandonadas de su propiedad, lo que desean es que se pierdan los pueblos y su memoria. Al mismo tiempo se observa una escalada de presión judicial y policial, hacia aquellos que sin pedir nada a nadie, con sus modestos esfuerzos hacen lo posible para generarse un medio de vida, y para que no se pierda la memoria de sitios que antes estuvieron vivos. Esta memoria, en el caso de Clamosa se remonta al siglo XI. Si siguen en su empeño, pronto no va a quedar de todos estos pueblos más que piedras tiradas por el suelo.
La CHE quiere que nos vayamos a toda costa, pero nosotrxs no nos iremos. Seguiremos dando vida a los pueblos, creando espacios educativos, trabajando las tierras, intentando crear autosuficiencia y autonomía, generando nuestro medio de vida en este pedacico de monte del que nos quieren echar. No les pedimos nada, sólo queremos vivir tranquilxs.
Escribimos este comunicado para pedir vuestro apoyo, para que nos conozcáis y difundáis, y entre todxs parar el desalojo de la Selba.

URNIZA (urnizacoletivo@gmail.com)


Urniza es el nombre de un lugar, también el del colectivo que lo habita. Somos un proyecto de okupación rural comunitario en el Valle de Erro, el Pirineo Navarro. Desde septiembre del 2015 hemos dado vida a este baserri (caserío) abandonado por el Gobierno de Navarra. Hemos arreglado el tejado, realizado mejoras en el interior y mantenimiento de sus jardines y campas. Pero Urniza no se trata solo de mejoras materiales y palpables, Urniza ha traído consigo la construcción de un sueño colectivo de autorganización y autonomía. Hemos traído con nosotras vida a un valle cada vez más despoblado.
Desde nuestra llegada hemos tratado de conocer el valle, acercarnos a las costumbres y las gentes que ya habitaban aquí antes que nosotras. Gracias a ello podemos decir que nos sentimos parte de lo que en estas tierras sucede y que poco a poco nos hemos ganado un hueco en el corazón de muchas vecinas. Sin embargo, la consejería de Medio Ambiente del Gobierno de Navarra no opina igual.
Tras 20 meses viviendo aquí, el día 7 de Abril, recibimos una carta de dicha consejería en la que se nos informa que se ha abierto un expediente administrativo en el que se solicita el desahucio de Urniza. Nos conceden 15 días para abandonar la casa y solicitan una multa por uso sin autorización, así como el pago de los gastos de la actuación de la foral a las dos personas identificadas. Actualmente, hemos presentado un recurso ante esta petición alegando las mejoras palpables que supone nuestra estancia. Aún estamos a la espera.
Seguimos con intención de continuar dando vida a este lugar, recuperando el Pirineo. En el Valle de Erro viven 800 personas repartidas en 16 localidades. En Urniza vivimos más personas que en 6 de estas localidades. Esta situación nos hace pensar en lo que supone el “gobierno del cambio” en nuestra comunidad. Para quienes no recordéis, o no contéis con esta información, en Navarra gobierna una coalición entre Bildu, Geroa Bai, Podemos e Izquierda Unida.
Escribimos estas líneas con intención de buscar vuestro apoyo y pediros la difusión de nuestro caso. Igualmente, aprovechamos a mencionar que nuestra situación no es un caso aislado. Queremos apoyar desde aquí a otros proyectos de okupación rural en peligro como La Selba, (Aragón) y Fraguas (Guadalajara). Así mismo también nos sentimos parte de un movimiento de okupación, reivindicación de vivienda digna y construcción de vidas autónomas más amplio que se extiende del campo a la ciudad.
Por un sueño colectivo
Urniza se queda en el Valle


One comment on “Ofensiva contra las ocupaciones rurales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *