Un verano entretenido…

sembrando

SOSTENIENDO LA CASA DEL CURA

Las tormentas de esta primavera  nos dejaron el regalo del agua para el verano recargando las fuentes y se llevaron por delante la casa del cura y casi la mitad de la calle de la Iglesia. Siempre que se cae una casa, se hunde un tejado, se revienta un muro… es como si el pueblo nos dijera que tiene prisa por estar lleno de vida otra vez, como si despertara de un sueño y se desperezara para empezar una nueva etapa.Sin darle muchas vueltas, la Asociación de Amigos de Armejún (AAA) se puso las pilas (las llevan siempre bien cargadas) y se organizó un fin de semana de trabajo. A mediados de junio el empeño común, la alegría, las comidas en esa mesa de hermandad, la organización eficiente sin complicaciones, las ganas de que el pueblo sonría, la amistad, la fraternidad (y también esos roces, esas discusiones que le ponen un poco de pimienta al asunto, porqué no), dieron como resultado el desescombro del derrumbe y la estabilización de la calle con un muro sólido y elegante (y casi 100% reciclado del escombro). La ruina de la Casa del Cura no irá a peor y ya hay una iniciativa para dar vida al espacio que se presenta como una oportunidad para acoger algo bonito y útil para la vida. Aún queda trabajo por hacer y la Asociación se va el domingo con una nueva fecha para retomar los trabajos.

Imagen

Ese mismo fin de semana de junio fue una de las visitas que nos hizo un candidato a nuevo habitante de Armejún, que viene del norte, y así pudo conocer a la gente de la Asociación y viceversa.El segundo fin de semana de julio ya apretaba el calor cuando empezaron a llegar otra vez los de la Asociación. Jaime (el del norte) también llegó esos días para instalarse con intención de ser uno más en Armejún. La segunda parte del desescombro era la más delicada, porque estaba pegada a la casa de Antonio y Yoli pero el fin de semana cundió y las cosas salieron bien. El próximo fin de semana de trabajo de la Asociación seguramente la estabilización estará completa. Antes, ya se ha planificado la fiesta del pueblo, en honor de San Bartolomé para el fin de semana del 22 de agosto.

INSTALACIÓN ELÉCTRICA EN CASA 1: LLEGÓ EL 220V A ARMEJÚN

Hacía ya un tiempo que los materiales y componentes esperaban para formar parte de esta historia y permitir un paso adelante en la habitabilidad del pueblo. El regalazo de Dave y Olalla al proyecto se ponía en marcha… 2 de placas…recibiendo la energía del sol y las baterías, inversor etc. para aprovecharla.Como ya sabéis no pretendemos que vivir aquí sea algo heroico, se pretende vivir con un confort razonable de la manera más sostenible y autosuficiente posible, pasito a pasito, sin prisa pero sin pausa.

Una semana de montaje en el taller, traslado y colocación en el tejado, superando las dificultades con imaginación y adaptando los medios disponibles a la realidad…las placas estaban instaladas el jueves 16 de julio y una instalación provisional daba servicio a las diversas necesidades de Casa 1. Olé!

Imagen

Y este era uno de los hitos, después de que el mago Rubén y su tesón tengan muy bien resuelta la cuestión del agua con la bomba de ariete…https://www.youtube.com/watch?v=4BYbZbCWgPE Disponer de luz para cuestiones importantes como una nevera (aunque la experiencia ha demostrado que no es tan necesaria como a veces pensamos, ya que aquí los más veteranos han vivido sin ella…). Luz sin más limitación que lo que la meteorología disponga y potencia para algunos electrodomésticos y herramientas que nos facilitan la vida y nos hacen progresar en el proyecto. Y sin depender del negocio de las grandes compañías y sin generar nuevos impactos y desgastes en el medio ambiente. Es algo que celebrar como merece…

VISITAS Y VISITANTES

Los días largos, las temperaturas amables y las ganas de estar al aire libre nos animan a movernos y conocer lugares nuevos o encontrar otros conocidos y disfrutarlos con ojos nuevos.Por Armejún pasan caminos y por estos, caminantes… y también ciclistas, motoristas, a veces sin saber que existe el pueblo, y llegan aquí, otras veces se trata de gente que repite y viene a disfrutar y compartir nuestra paz (y hasta almuerzos, como el grupo de Cornago, que traen buen jamón y mejor vino). También hay quién se acerca a visitarnos, amistades o familiares.

Este mes de julio estuvo por aquí, además de la luna llena un par de veces, Lucas, que traía el regalo de su presencia y la magia de su flauta envolviendo el aire entre los ciruelos de la fuente…, entregando al bosque un trino más que se juntaba con el coro de pajarillos que le ponen banda sonora cada día, y también Carlos, que nos regala viandas de toda clase que disfrutamos a menudo, o Max, ( ahora nuevo poblador junto con Iñigo y Dani del pueblo vecino Villarijo) que lleva su furgo, el despertar de la tierra y su sensibilidad a donde haga falta… con más facilidad conseguiremos que Max nos enseñe los misterios de la construcción con adobe….Olé! o Raúl, ya casi recuperado del  pequeño accidente, y que llena nuestros estómagos el día que viene y tres o cuatro más…

A mediados de mes el grupo scout Itaca procedente del Ensanche de Barcelona habían decidido pasar parte de su campamento de verano colaborando con el proyecto en algunos trabajos y conociendo de primera mano una iniciativa como esta. Estuvieron casi una semana, de viernes a jueves, llegaron caminando durante tres días, desde Soria. Fue una experiencia enriquecedora, de aprendizaje, de crecimiento y valiosa sin excepciones… La convivencia, la colaboración, las explicaciones, compartir horas, charlas, alguna pequeña bronca… ver la luna juntos o trabajar codo con codo, las despedidas… quién sabe si un día los reencuentros… un regalo!

Imagen

Y casi sin terminar de asimilar estas experiencias se manifestó una de las muchas “conexiones belgas” que tiene Armejún… Wim (que para quién no lo sepa vivió aquí, él solo, durante 5 años) regresa cada verano con esa preciosa familia (Leen, Kay y Ana Jacoba) y un grupo reclutado en su país de origen para colaborar activamente en su proyecto en el pueblo (Asociación Picotronco), que nunca ha dejado de avanzar. Este año han sido Mick, Anna Emy, Lien, Ana María y Emy, que disfrutaron de su estancia aquí, del trabajo y de las excursiones y tuvimos la oportunidad de compartir y disfrutar su compañía. Gente variada que enriqueció la vida aquí esos días y que seguirá formando parte de las historias de Armejún.El fin de semana coincidieron con la visita de la familia de la hermana de Lorena, Mariana. Venía con las tres preciosidades que crían ella y su compañero Tim (otro belga…esto da qué pensar…). Elena, Lukas y Errel formaron parte de la mágia de este lugar a finales de julio…cuando se acercaba la segunda luna llena y, con esa magia tan propia de la quien da luz en la oscuridad, nos expuso a las influencias para aprender y crecer.

LA FIESTA DE ARMEJÚN

Y la semana después de que Wim y compañía terminaran su estancia aquí llegó la AAA con sus ganas de disfrutar y pasarlo bien, con tiempo para organizar todo lo necesario para la fiesta del sábado. Días de ajetreo, arriba y abajo, limpiando, organizando la intendencia, suministros, infraestructura eléctrica, agua… Todo para poner el pueblo bonito y acogedor para el día grande de la fiesta, para disponer lo necesario para el disfrute del personal.
Imagen

Imagen
Y llegó el día y se fue cumpliendo el programa, en la iglesia se cantaron los favores al santo.


Y llegó la familia de Olalla, casi al completo, a aportar ganas de disfrutar y compartir. Y también en el campeonato de pelota se cumplió lo previsible y la pareja que jugaba en casa (vamos, Jaime y Rubén o Rubén y Jaime) fueron eliminados a la primera de cambio, no sin hacer media docena de tantos a la pareja que les había tocado en suerte y que sería la campeona del cuadro… Y después, el tiempo, que amenazaba lluvia mientras se preparaba la mesa, nos respetó hasta después de la fructífera subasta de pan en la que por poco a Rubén no le dejan comprar uno por mucho que lo intentaba…
Y se cumplió el programa cuando en grupo y sin excepciones se empezó la ronda y se alargó hasta la madrugada, por unas calles iluminadas, llenas de vida, por unas casas llenas de bebida y comida, abiertas para compartir y recibir… una delicia. La salud de cantar y reírse de uno mismo…qué no pare la fiesta!

MERCADILLOS

Coincidiendo con el tiempo favorable los mercadillos en pueblos y ciudades son una oportunidad. No solo para vender los productos que elaboramos en Armejún, La Cuesta o Villarijo, y así ir poco a poco generando la mínima economía autosuficiente para consolidar las iniciativas. También nos ofrecen una ventana por la que dar a conocer el proyecto (www.sembrandotierrasaltas.org) y recoger conocimientos y experiencias, compartir sabiduría, curiosidad y colaborar para caminar hacia una autosuficiencia solidaria y sostenible. Aprender y enseñar, de eso se trata. Empaparse de la lluvia de personas que miran y ven, que sienten y hacen, que entienden el mundo y la vida de otra manera. Y luego regar la tierra, nuestro hogar, para recibir sus regalos sin estrujarla, sin exprimirla, abriendo las manos ante ella y no sacudiéndola como un saco…
Imagen

Soria, Yanguas, San Pedro… nos han invitado a estar allí, a compartir y disfrutar de jornadas festivas de crecimiento e intercambio. Aunque siempre es un pequeño jaleo organizarnos y desplazarnos, siempre nos merece la pena estar presentes en estos eventos. Siempre recogemos humanidad sana y sabiduría para mejorar nuestra capacidad de aprovechar recursos y aprendemos soluciones sostenibles.

Imagen

Y se quedó el pueblo sin vida?… ni mucho menos!la vida sigue, el trabajo sigue, hay mucha fruta por recoger…. las visitas siguen…en la próxima entrada seguimos con el último tramo del verano…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *