Tercer aniversario de la repoblación de Armejún

dsc-0270_orig
El septiembre pasado celebramos nuestro tercer año en Armejun. No ha sido fácil, hemos aprendido muchísimo y continuamos viejos y nuevos proyectos. Después de todo este tiempo el balance es muy positivo y tenemos mil cosas que contar.

A día de hoy vivimos en Armejún seis adultos, un bebé de tres meses y otro que viene de camino. En un horizonte cercano tendremos otras dos o tres incorporaciones y seguimos estamos abiertos para más visitas.

Las labores de reconstrucción han avanzado mucho gracias a la colaboración de los antiguos propietarios y los miembros de la Asociación de Amigos de Armejún (A.A.A.), que llevan luchando contra la pátina del tiempo más de 25 años. Algunos de estos propietarios, contagiados del ambiente de confianza mutuo, han cedido nuevos espacios para el proyecto de repoblación.
La Casa 1, que en la actualidad sirve como casa común, está a punto de ser acabada de rehabilitar, justo a tiempo para que se nos quede pequeña. La cocina la terminamos el año pasado, durante la primavera se preparó la leñera y la despensa en el antiguo corral; este verano retejamos con onduline esta casa y la contigua; por último, a lo largo del otoño entraremos a vivir en las habitaciones y acabaremos el cuarto de baño. Hemos puesto suelo de baldosa en toda la casa, encalado las paredes, lijado y tratado todas las viejas vigas de madera, instalado placas solares y un sistema de agua corriente.
Mientras acabamos esta obra, hemos empezado a desescombrar y limpiar la Casa Grande, que en el futuro tendrá un comedor que pueda acoger el doble de personas de las que cabemos en la antigua Casa 1. Y poco después otra casa de la calle principal abrió sus cerrojos, y el antiguo propietario nos ha dado su permiso para poder usarla como albergue, ya que hasta ahora solo contábamos con el refugio público para alojar a las visitas. Hemos ido mejorando otras habitaciones en casas más pequeñas y seguimos cementando las calles, para alegría de nuestras articulaciones y de los antiguos habitantes más mayores.

Los huertos también están en crecimiento, cuando nos lo permiten los ciervos. Pronto tendremos que pedir más tierras por debajo de la fuente, ya que es más fácil dejar que la fuerza de la gravedad haga su función que continuar subiendo agua con la bomba de ariete para regar los huertos de arriba. Después de un año tan seco, las patatas se han quedado más pequeñas que cuando las plantamos y muchos de los frutales que plantamos han sucumbido.
Pero no todo va a ser trabajo. Otro año más, y gracias a la A.A.A., hemos celebrado las fiestas del pueblo en honor a su patrón, San Bartolomé. De nuevo encendimos el horno para la subasta del pan, y este año se aprovechó la brasa para asar el cordero. Comenzó el día con misa cantada, siguió con una comida estupenda y torneos de pelota, parchís y mus. Por la noche, la ronda recorrió las casas habitadas y rehabitadas (cada vez más), cantando, bebiendo y comiendo hasta despuntar el alba.

En cuanto a las visitas, este año no hemos recibido tantas como en ocasiones pasadas, pero una cosa compensa la otra porque algunos de ellos han decidido volver, incluso para unirse a nuestro proyecto. Si tú también quieres conocer Armejún, sus habitantes, el proyecto, ver la lluvia de estrellas o escuchar la berrea, escríbenos al correo: armejun@gmx.com.

El pueblo de Armejún, dentro del proyecto más global Sembrando Tierras Altas, avanza lentamente hacia la autosuficiencia, lo que significa que de momento no podemos ofrecer comida gratis. De momento, cada habitante pone de su bolsillo 30 € semanales que pasan a la caja común, para cubrir los gastos de comida (cada vez menos gracias al huerto), materiales y transporte. De ahí que, si quieres venir a vernos, puedes contribuir con la cuota igual que los pobladores o aportar la comida que consideres oportuna durante la estancia. O incluso, si te sientes generoso, aceptamos cualquier donación que ayude a que el proyecto siga adelante.

Por último, nos gustaría dar las gracias a toda la gente fantástica que hemos conocido y seguimos conociendo. Si quieres saber más no dudes en enredar por la página web, leer artículos anteriores y ver fotos del pueblo. Y si aun así te quedas con dudas o quieres contactar con nosotros, te recordamos el correo: armejun@gmx.com.


¡Gracias y un saludo de los habitantes de Armejún!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *