Buscamos nuev@s poblador@s de Armejún

9239683

Después de la triste marcha de Jaime y Lorena en los últimos meses, ahora mismo vivimos en Armejún tres personas. Pocas para un proyecto planteado como el nuestro… Después de más de dos años, nos animamos a hacer un llamamiento con más alcance.

No es nuestra intención hacer una descripción de cualidades personales o circunstanciales del tipo de poblador que buscamos, básicamente porque no buscamos nada en concreto. Pero sí nos gustaría explicaros algunas cosas sobre la vida aquí.

Lo primero es que vivir en plena naturaleza, en un pueblo abandonado, en comunidad, creemos que puede parecer un escenario bucólico y una vida que se tiende a idealizar. Nosotrxs vivimos felices aquí, es cierto, pero a pesar de lo que pueda parecer por lo que escribimos en nuestras publicaciones, no todo es siempre maravilloso, y desde luego, no va a ser una solución en la vida para nadie. Las cosas que no hemos solucionado antes, las tenemos que seguir trabajando aquí. Y si algo se soluciona, otros “problemas” aparecen…

Debéis saber que la vida aquí es dura climatológicamente, físicamente, sobrellevando los dolores musculares y articulares, y hay que saber gestionar bien la autoexigencia, el sabio equilibrio entre las responsabilidades que nos exige el pueblo y el saber cuándo parar, dedicar tiempo a uno mismo, desarrollar habilidades o aficiones personales…

Tendemos a ser un pueblo lo más autosuficiente posible, pero aún lejos de ese fin, necesitamos dinero para vivir. El tema económico no es lo más importante, pero sí hace falta venir con ahorros. Invertimos en el fondo común unos 120 euros al mes por persona, y a parte los gastos estrictamente personales. Vamos generando unos pequeños ingresos comunes (de los mercadillos y venta de productos en el pueblo, principalmente en verano), pero por ahora no se destinan al sustento de ningunx de lxs pobladorxs, se guarda exclusivamente para el mantenimiento de los dos coches que tenemos.  Así que por ahora cada unx tiene que buscarse la vida para poder vivir en Armejún (con trabajos esporádicos o temporales, ayudas, ahorros…)

Debemos aclarar que aquí no podemos ofrecer trabajo, y en la zona tampoco es fácil encontrarlo. Aquí nos inventamos la manera de generar ingresos y con esa mentalidad deben venir lxs nuevxs pobladorxs. No estamos en condiciones de poder ayudar a nadie, y queremos animar a ese cambio de mentalidad en el que se espera que sea un patrón o el Estado los que solucionen todos nuestros problemas, para empezar a empoderarnos y hacernos responsables de nuestras propias vidas.  Respecto a esto, pedimos por favor que no se nos envíen curriculums.

Otro tema muy importante es la convivencia aquí. No os estamos enseñando nada nuevo al explicaros las terribles dificultades que tenemos para  dejar de pensar en uno mismo y empezar pensar en el común, no juzgar, ser empáticos, no reprochar… En fin, tenemos tan arraigada en nuestros adentros la defensa de unx mismx, que ceder espacio a lxs demás es todo un reto… Es una reflexión y trabajo constante que hacemos y debemos hacer aquí cada día… Nada fácil… A las situaciones y dificultades habituales de convivencia aquí se añade la circunstancia de que no puedes huir, básicamente por nuestro aislamiento físico. Todos los problemas que surgen con el grupo o con una persona los tenemos que gestionar con esas mismas personas, es como si estuvieses desnudx y todxs saben de qué pie cojeas, no hay manera de esconder todo lo que no nos gusta de nosotrxs mismxs, y no hay manera de evitar que afloren nuestros fantasmas… Así de crudo, así de natural, así de humano…

Nos gustaría que las personas que se planteen venir a vivir aquí hayan ya iniciado una reflexión en este sentido. Generalmente los años te dan la experiencia, pero bueno, aunque no siempre es así, es cierto que si nos escribe gente muy joven nos preocupa más este tema. Lo ideal es que la gente que venga ya haya tenido diversas experiencias de convivencia fuera del ámbito familiar, una experiencia vital que le ayude a gestionar las diversas situaciones a las que se tendrá que enfrentar aquí.

Relacionado con esto último, creemos interesante que en los casos en los que quiera incorporarse alguna pareja, después de una primera visita, vengan posteriormente por separado. Lo que nos interesa de esto es que ambxs, en su individualidad tomen la decisión de trasladarse a Armejún de la forma más libre posible y se convenzan si encajan en el grupo y en la forma de vida, independientes de su pareja. Y bueno, también es importante para nosotrxs que la pareja haya convivido anteriormente.

Respecto a la incorporación de una familia… Nunca nos hemos encontrado en esa situación, pero por nuestra parte estaríamos muy abiertos a recibiros unos días, la familia al completo, enseñaros las posibilidades de alojamiento, comodidades… y si estáis plenamente informados y convencidos… No vemos por nuestra parte ningún inconveniente.
En el pueblo no hay niños así que el tema de la educación es algo que las madres y los padres debéis tener ya meditado, por ahora poco podemos aconsejar respecto a esto.

Podríamos decir lo mismo respecto a personas con movilidad reducida. Lamentablemente el pueblo no está adaptado (aún!) pero no tememos enfrentarnos situaciones nuevas y al final todo dependería de vuestro convencimiento, actitud y responsabilidad.

En fin… Que lo importante es que vengáis y nos conozcamos y para esto, a pesar del contenido de este texto, os animamos!!
Podéis escribirnos a armejun@gmx.com

¡Salud y empoderamiento!
Lxs pobladorxs de Armejún
Rubén, Dave y Olalla

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *