Stop represión policial

IMG-20171005-WA0044

Concentración viernes 6 en la plaza del olivo. A colación de los recientes sucesos ocurridos en Barcelona y sin olvidar el resto de actuaciones que desde siempre tuvieron.


 

—–Comunicado Anticapitalistas Soria—–

Los acontecimientos del pasado 1 de Octubre han mostrado a la sociedad, tanto del Estado Español como internacional, como responde el Estado al legítimo deseo a decidir sobre su futuro de un pueblo. Con represión, represión brutal y totalmente desproporcionada, que nos recuerdan a tiempos que creíamos pasados. Más de 850 personas heridas SOLO por querer votar.
El pueblo catalán ha demostrado de sobra su deseo de decidir autónomamente su futuro mediante un despliegue de auto organización sin precedentes. Ocupaciones populares de colegios electorales, comités de apoyo al referéndum, cientos de miles de personas resistiendo pacíficamente a la policía y guardia civil…. La auto organización ha llevado a un acto de desobediencia civil masiva en un contexto de fuertes presiones, tanto físicas, llevadas a cabo por la policía y guardia civil, como jurídicas, con la amenaza de multas por formar parte de una mesa electoral o simplemente por el hecho de votar. Debemos apoyar y extender esa desobediencia ante la escalada represiva, tanto para resistirla, como para desbordar los marcos institucionales e ir formando unas instituciones alternativas.
La reacción represiva del Estado ante este despliegue de auto organización ha roto los ya de por si frágiles puentes que quedaban para solucionar el conflicto de manera dialogada. El bloque PP-C´S, con el apoyo expreso de la corona y los grandes poderes económicos (españoles, europeos y, también, catalanes), está en una senda de claro incremento de la represión con la aplicación del 155. El PSOE con una ambigüedad calculada no hace más que mostrar su compromiso con el régimen. Esta situación por arriba se corresponde con una proliferación espontanea de manifestaciones de la ultraderecha dirigidas por VOX y plataformas afines.
Esta situación nos pone en un marco en el que se está dando un giro a la izquierda en Catalunya y un giro reaccionario en el resto del Estado.
En Catalunya ese giro a la izquierda se ha concretado en la impresionante huelga general, convocada por los sindicatos alternativos, de carácter político en Catalunya con un seguimiento masivo. Esta iniciativa es clave para seguir escorando el proceso nacional-popular catalán hacia lo popular, ya que ese control popular es clave para garantizar que una República Catalana no se convierta en una Suiza del sur.
Por otro lado el giro a la ultraderecha en el resto de Estado se está visualizando en la miríada de movilizaciones que se dieron antes y después del 1 de Octubre. Nos encontramos en un momento francamente difícil para enfrentar este auge de la ultraderecha; reflujo social, parlamentarización de la política, ambigüedades por parte de no pocos sujetos políticos….pese a ello debemos hacer un esfuerzo por crear un movimiento amplio, que apele a mayorías, capaz de enfrentarse a la ola represiva que viene y, al mismo tiempo, defender el derecho a decidir de los pueblos.
Debemos, una vez más, unirnos para enfrentar a la bestia oscura del fascismo, que parecía dormida en el régimen post-franquista del 78, pero que ha despertado. Nos toca, una vez más, defender la libertad al grito de ¡¡NO PASARÁN!!